Nombre de dominio y hosting: PRIMERAS DECISIONES A TOMAR

Hablamos recién sobre la importancia del sitio web para las empresas, y sobre como el sitio web debe reflejar los elementos fundamentales de una varias propuestas de valor elegidas para ser elementos diferenciadores y conseguir competir de manera diferente. Dentro de este contexto, es vital la selección adecuada de un nombre de dominio y hosting.

Si se piensa de manera más profunda, las empresas en Costa Rica deben considerar el sitio web como un elemento al cual se le deben asignar recursos financieros para garantizar su renovación y ajuste periódico. Este aspecto debe entenderse como consecuencia de que la estrategia digital es parte integral del plan de mercadeo de cada empresa, esta comprensión es fundamental dentro de la relación de desagregación que debe entenderse: estrategia + propuestas de valor + presupuesto +  plan de mercadeo ( integrando estrategia digital)+ Kpi (indicadores de desempeño establecidos).

Por otro lado, es necesario comprender que el proceso de posicionamiento y de generación de resultados requerirá inversiones en elementos promocionales tales como herramientas de emarketing, en publicidad en línea (SEM), en herramientas de control de SEO, entre otros. Por su importancis, este tema será desarrollado posteriormente.

Selección del nombre de dominio y de la plataforma de hosting

El dominio, es decir, la dirección web que la empresa debe elegir para ser “encontrada” por sus clientes es un aspecto que debe ser considerado con cuidado.  Por supuesto la elección dependerá de diversas consideraciones, pero siempre es necesario entender que esta decisión es sumamente importante y que de hecho una mala decisión puede afectar de manera negativa el posicionamiento y resultados esperados. Otro elemento a considerar es que una vez seleccionado y adquirido un dominio no es sencillo migrar hacia otro.

¿Qué elementos deben considerarse en este proceso?, bueno, algunos son básicos y casi obvios, otros, no tanto.

  •  El nombre del dominio

Debería ser corto, sencillo de recordar, de pronunciar  y no debería incluir números (salvo que sean parte de la marca y sea casi necesario incluirlos). De hecho, una revisión rápida de los nombres de las empresas más exitosas muestran esta tendencia de nombres cortos y fáciles de recordar: ebay, facebook, google….

 

  • El uso o no de palabras clave:

 El concepto de palabras clave  o keywords es muy importante en el proceso de posicionamiento en las plataformas de búsqueda. Si usted es médico usted podría pensar que los clientes potenciales buscarán la palabra médico en google y si su sitio es www.medico.com lo encontrarán más rápido, hay elementos a favor y en contra de este modelo, pero el que lo encuentren o no con este nombre es un tema más de SEO que de nombre de dominio, aunque si ayuda.  Se recomienda este esquema? depende.  Hay factores a favor y en contra. Es una decisión a valorar.

 

  • Dominio de marca:

Esta es una alternativa para empresas que buscan posicionar su marca concreta. Si su empresa es el hotel AAA, tiene sentido buscar posicionar un dominio del tipo www.hotelAAA.com, pero nuevamente dependerá de elementos estratégicos decididos de previo a la compra del dominio. En esta valoración deben considerarse escenarios porque nada garantiza que el dominio buscado esté disponible, o que esté disponible a un precio que se esté dispuesto a pagar. De previo deberían decidirse si son alternativas razonables o aceptables los dominios .com, o .net o .org, hay diversas posiciones al respecto. Muchos siguen pensando que solo los .com son adecuados, pero es preferible un buen nombre bajo .net, que uno malo con .com, cuestión de gustos o de estrategia, pero deben evaluarse de previo los posibles escenarios y decidir.

  • Dominio combinado con palabras clave

Es siempre posible realizar combinaciones con prefijos o sufijos para elegir un nombre con una palabra clave. Por supuesto se mantienen los beneficios SEO de incorporar una palabra clave, lo malo es que no es siempre posible encontrar disponibles algunas combinaciones. Por ende, no es tan simple encontrar una combinación adecuada y que esté disponible, o disponible a un precio adecuado para la empresa.

¿ Necesitas un poco más de ayuda? ,  existen dos herramientas gratuitas que pueden ayudar en el proceso: Bustaname y Dot.o.mator, si deseas ver como funcionan puedes hacer click acá

 

Elección del proveedor de hosting

Bueno, ya elegimos el nombre, y esto es algo importante.  Ahora debemos definir donde “alojaremos” nuestro sitio web. Esto es conocido como hosting y es un proceso tanto o más importante que el anterior.

Existen múltiples opciones, incluso algunas cercanas a ser gratuitas por su precio.  Lo primero que debe conocerse es que un hosting o alojamiento web es un servicio que es ofrecido por diversas empresas, y es un requisito indispensable para que la  página web  empresarial o profesional se muestre en Internet.

El servicio que se ofrece es  el alquiler de  un servidor que está conectado a Internet y que te permite hostear o alojar en él todos los archivos y datos que el sitio web  requiere para  la operación.  La página web es visible para todos sus visitantes en el tanto y en el sitio será visible mientras esté ubicado en uno de estos servidores, por lo que contratar un hosting es un requisito fundamental para tener una web.

El hosting y el dominio son lo mismo? No, pero es recomendable comprarlos ambos con el mismo proveedor. Hay muchas opciones para hacer estos procesos juntos o por separado. Por ejemplo, puedes comprar el dominio en empresas como Goddady o NameCheap, y luego apuntarlo hacia su servidor.  O puedes comprar ambos con una empresa como Hostgator. La mejor recomendación que puede tomarse es no pretender ahorrar en hosting, las alternativas extremadamente baratas presentan riesgos enormes como:

  • Carga tan despacio que tus visitantes se vayan aburridos de esperar.
  • Correos perdidos por que sus emails sean recibidos por el destinatario como spam.
  • Errores del servidor  que afecten la estrategia SEO y por tanto el posicionamiento web del sitio.
  • Soporte:  Cuando exista un problema, lo que no se necesita es un soporte lento o pasivo.
  • Disponibilidad: se refiere al tiempo efectivo que el sitio pase online y no fuera de servicio.
  • Seguridad: que no dispongan de una adecuada seguridad y que eso afecte el sitio web de su empresa.

Ya a estas alturas, se debería tener claro que la selección del nombre de dominio y hosting tiene muchas implicaciones para las empresas.

Sobre el tema hosting hay un último tema relevante, el tipo de hosting que puede contratarse.  Al respecto, el punto  inicial fundamental se asocia con el número de visitas.  Me explico, existen opciones de hosting gratuito, compartido, hosting VPS y de servidor dedicado. Las últimas dos son alternativas que requieren conocimientos técnicos y son necesarias para volúmenes muy altos de tráfico.  El hosting gratuito no es una alternativa a considerar si su proyecto de sitio web es serio y busca generar ingresos.  Por ende, el hosting compartido es la mejor alternativa para niveles de visitas alrededor de 1000 diarias. Esto es más que suficiente para la mayoría de los proyectos que inician.

En resumen, la elección del nombre de dominio y hosting no es un tema que deba tomarse a la ligera, pero lo más relevante es que claramente, por sus potenciales implicaciones es una decisión que no debe tomarse por un programador, debe tomarse por parte de los responsables de la estrategia empresarial conociendo de antemano las implicaciones de sus decisiones.

 

A %d blogueros les gusta esto: